Subordinadas adjetivas y el pronombre relativo “que”

Por Marcial Torres Soto

A la hora de escribir, ¿tenemos claro si nuestras subordinadas adjetivas explican o especifican? ¿Van entre comas o no? Otro asunto a tomar en consideración es el abuso del pronombre relativo “que” con frecuencia utilizado en subordinadas adjetivas. Es frustrante revisar nuestro escrito y notarlo plagado del pronombre “que”. ¿Cómo lidiar con el problema? A continuación, un resumen de la definición y uso de subordinadas adjetivas y del “que”.

  • Se catalogan como frases adjetivas.
  • Su función dentro de la oración compleja es la misma que la de cualquier adjetivo en una oración simple: calificar o atribuir algo a alguien o a algo.
  • No se consideran oraciones completas. Por su nombre se deduce que tal conjunto de palabras depende de la oración principal porque forman una frase. Al sustantivo adjunto a la subordinada adjetiva se le llama el antecedente.
  • Con frecuencia van acompañadas del pronombre relativo “que” o de un relativo compuesto (lo que, la que) y el plural que corresponda.

En la oración Los hombres que estaban cerca del banco fueron los perjudicados, el sujeto de la oración es los hombres que estaban cerca del banco. Ahora bien, dicho sujeto puede dividirse en dos partes: los hombres (el antecedente, compuesto de un artículo y un sustantivo) y que estaban cerca del banco, la subordinada adjetiva que nos especifica cuáles hombres son. Si quisiéramos eliminar el pronombre relativo, podríamos escribir: Los hombres cercanos al banco. En cuyo caso, el adyacente sería el mismo, pero la subordinada adjetiva cambiaría a cercanos al banco y así eliminamos el pronombre relativo.

La subordinada con el pronombre relativo que se cataloga también en dos clases: la especificativa y la explicativa. A continuación, un ejemplo de cada una:

  1. Las niñas que vestían de rosa fueron seleccionadas para ser porristas.
  2. Las niñas, que vestían de rosa, fueron seleccionadas para ser porristas.

A primera vista parecería que ambas oraciones significan lo mismo, pero no. La primera habla de las niñas que vestían de rosa. Especifica que, de entre todas las niñas, únicamente las que vestían de rosa fueron seleccionadas para ser porristas. En términos ortográficos, tal subordinada no va entre comas. En dicho caso, la oración puede simplificarse más si se escribe: Las niñas vestidas de rosa fueron seleccionadas para ser porristas. De nuevo, así se elimina el pronombre relativo que.

En el segundo ejemplo, explica que todas las niñas fueron seleccionadas para ser porristas y vestían de rosa. En dicho ejemplo, la explicación o subordinada explicativa va entre comas porque el elemento que vestían de rosa es aclaratorio y, por ende, puede eliminarse sin afectar significado de la oración principal: las niñas (todas las niñas) fueron seleccionadas para ser porristas. En la oración especificativa, si eliminamos la subordinada, alteraría el sentido de la oración porque las seleccionadas fueron únicamente las vestidas de rosa.

Referencia: Cómo dominar el análisis gramatical superior, Juan Luis Onieva Morales.

*El autor es traductor certificado por la American Translators Association. Es egresado de la maestría en Creación Literaria de la Universidad del Sagrado Corazón.

Anuncios