Instrumentos útiles para los escritores

Por María Bird Picó

¿Se imagina sentarse a escribir sin poder recurrir a recursos como el corrector gramatical o el motor cibernético de búsqueda Google? Lo cierto es que muchas de las obras literarias más famosas se escribieron a puño y letra o con una rudimentaria maquinilla. Con mucha posibilidad, el único complemento a la creatividad era un diccionario.

Hoy en día hay muchos recursos disponibles en Internet para los artesanos de la palabra. Lo mejor de todo es que la mayoría son gratis y ofrecen la alternativa de recibirlos con regularidad en nuestro correo electrónico. A continuación les comparto cinco recursos muy valiosos que quizás no sean de conocimiento común para todos:

  • Alerta de Google. ¿Alguna vez se ha preguntado si se ha publicado algo sobre usted o su libro en el ciberespacio? La práctica más común es guglear el nombre con periodicidad y revisar los resultados para identificar las publicaciones que nos atañen. Hay un recurso menos conocido que simplifica la búsqueda: cree una alerta para que Google le envíe a su cuenta de correo electrónico cualquier publicación que salga con su nombre o del libro. Solo tiene que ir a www.google.es/alerts. Seleccione la frecuencia con la que quiere recibir las alertas y las fuentes de información. El recurso, disponible en varios idiomas, es también excelente para mantenerse informado de cualquier tema que le apasione.
  • Boletines digitales. Si le gusta participar en concursos literarios, subscríbase a uno de varios boletines que detalla las convocatorias clasificadas por género literario, país y mes en que vence el periodo de inscripción. Dos de los más populares son escritores.org y www.letralia.com. Letralia tiene también una sección con eventos literarios globales. En el portal de Escritores.org encontrará listas, por país, de agentes literarios y asociaciones de escritores.
  • Wordreference.com. Si de vez en cuando no le viene a la mente la palabra adecuada en cualquier idioma, esta página es un gran recurso porque permite la traducción inmediata de palabras a varios idiomas. Además cuenta con una comunidad inmensa de traductores y escritores de todas partes del mundo que contestan preguntas. Es muy probable que su duda esté aclarada, por lo que verá la contestación en pantalla, muchas veces con las sugerencias de uso en varios países. Hace poco no daba con un término satisfactorio en español para foot spa. Y encontré una alternativa acertadísima –hidromasaje para pies– al explorar las discusiones del foro correspondiente. Si alguna de las traducciones al español le hace dudar, la página tiene un enlace al diccionario de la Real Academia Española.
  • Word. Gracias a un colega escritor, descubrí cómo detectar la repetición innecesaria de palabras en un documento, o si dejo más del reglamentario espacio simple entre palabras. Cuando tenga el documento abierto, simplemente presione Edit y seleccione Find. Inserte la palabra que desea detectar repetida en el documento. La herramienta la identificará y le ofrecerá la alternativa de reemplazarla con otra. En el caso del doble espacio, simplemente inserte dos espacios (dele a la barra de espacio dos veces) en Find. Le aparecerán todas las instancias con el error. Si quiere aprovechar para que la misma función le solucione el problema, presione replace e inserte solo un espacio. Le dará la opción de sustituirlos de manera global.
  • Nuestro idioma.  Para los que buscamos pulir nuestro conocimiento del lenguaje, hay varios boletines digitales a los cuales puede subscribirse y los recibirá en su buzón electrónico. Uno de los mejores es fundeu.es, publicado por la Fundación del Español Urgente. Una de sus recientes entregas, por ejemplo, aclaró que la palabra “evidencia” no debe ser sinónimo de “prueba”. En nuestro idioma, explica la página, “evidencia” es “certeza clara y manifiesta de la que no se puede dudar”, por lo tanto “una evidencia, en cierto modo, no necesita pruebas”. Un segundo significado para la palabra es  “prueba determinante en un proceso”. La lección valiosa de otra entrega reciente es que existe un vocablo en español para food truck: gastroneta. Para los curiosos de nuestra lengua, un buen recurso es www.elcastellano.org. Al suscribirse recibirá diariamente un envío con la palabra del día, su significado, origen, historia y noticias relevantes de nuestro idioma.
Anuncios