Entrevista a Yolanda López López

Yolanda López López

 

Reumatóloga de profesión. Recibió la Medalla Pórtico que otorga la Universidad del Sagrado Corazón. En el 2013 publicó su primera novela La caída de Alejandro Curtos. Sus cuentos han sido publicados en la revista Trapecio. Es miembro del colectivo literario Amalgama G7, de la junta editora de la revista Trapecio y moderadora del Taller de Cuento Básico en Ciudad Seva. Ha ofrecido talleres de Creación Literaria. Fue presidenta de la Cofradía de Escritores de Puerto Rico (2011-2012) y vicepresidenta del PEN Club de Puerto Rico (2013)

 

yolanda_lopez_lopez

Dalia Stella: Con un grado de médico y subespecialidad en reumatología, heredas la tradición de Zeno Gandía quien se abrió paso en la literatura y utilizó su trasfondo para retratar a “un mundo enfermo”. ¿Desde qué ángulo escribes y para quiénes escribes?

Yolanda López López: Cuando comencé a escribir no tuve en consideración esos elementos. Escribo para el que me quiera leer. Me han leído desde jóvenes hasta ancianos, profesionales y no profesionales. Lo que sí busco hacer es llevar ante el lector personajes olvidados. Por ejemplo en mi novela, tengo un propagandista médico.

Dalia Stella: ¿Cuándo te asumiste como escritora?

Yolanda López López: Cuando tenía 9 años y escribí mi primer poema.

Dalia Stella: Tu novela la La caída de Alejandro Curtos obtuvo mención de honor en el Certamen del PEN Club de Puerto Rico Internacional 2014 de entre muchas buenas novelas que compitieron. ¿Qué significa este premio para ti? ¿En qué pensaste cuando lo supiste? Cuéntanos.

Yolanda López López: Para mí ha sido un honor grandísimo. Me consta que los jurados de PEN se escogen de la población de académicos y de escritores y que no son intervenidos por la directiva. Ellos deciden entre ellos. Yo sometí mi novela como un compromiso moral. A pesar de que me consta que es un texto excelente, la competencia era dura y yo, la verdad, no pensaba que podría ganar. Como he trabajado en la organización de este tipo de evento, yo iba a asistir siempre. Muratti envió un mensaje que yo interpreté como una invitación más. En ningún sitio decía que había ganado algo. Bueno la cuestión es que esa noche llego allí. Cuando van a dar los premios de novela mencionan a Zamparelli como la ganadora y yo la aplaudo porque yo sabía que ella iba a estar entre los ganadores. Luego mencionan a Rua y yo presumo en ese momento que el otro premio le pertenecía a Ángela López. Entonces se acerca al micrófono Beatriz Navia y el corazón me giró en el pecho porque recordé que unos días antes me había dejado un mensaje en Facebook en el que me decía que había vuelto a leer mi novela y le parecía que tenía mucha humanidad. En aquel momento yo pensé que era uno de esos comentarios que te hacen cuando te han leído. Los miembros del jurado no se dan a conocer antes de la noche de la premiación y yo no sabía que ella era jurado. Los que me conocen saben que soy llorona. Así que se me escaparon las lagrimitas. Pero si bien salieron así de rápido las limpié.

Lo único que lamento es que me puse tan nerviosa que repetí como veinte veces, que me sentía muy honrada, y no pude decir más. Me hubiera gustado agradecer a tantos seres que me ayudaron: López Nieves, Elidio la Torre y Emilio del Carril que fueron mis primeros editores; a Terranova que aceptó mi oferta de publicar con ellos; a mi esposo que es mi súper editor y compañero en todos mis inventos; a mis hijos, Tommy, Manolo, Vanessa y Ariana que me empujan con sus sonrisas y su apoyo.

Dalia Stella: Como escritora, ¿cuáles son tus demonios a vencer?

Yolanda López López: Mi demonio más terrible es que soy un poco obsesivo compulsiva y si me pongo a buscar un dato sigo buscando rabos hasta ver desde el micro al macro aunque lo que vaya a utilizar sea una milésima parte. Eso toma mucho tiempo.

Dalia Stella: Cuéntanos algunas de tus manías como escritora en el proceso creativo.

Yolanda López López: Antes de escribir tengo que tener la historia en mi mente. Y no puedo escribir en silencio absoluto. A veces, prendo el televisor para que me acompañe. Otras, pongo música en la computadora.

HojaDePromo_Curtos2014(final)

Dalia Stella: ¿Qué inicia o dispara en ti el proceso creativo? ¿Una imagen, un personaje, una melodía?

Yolanda López López: Cualquiera de ellas. He escrito cuentos al ver una imagen. Otras historias han nacido de algo que contara un paciente o del paciente mismo.

Dalia Stella: ¿Cuáles han sido los escritores puertorriqueños y extranjeros que han influido en tu oficio de escritora?

Yolanda López López: De Puerto Rico, López Nieves fue el escritor que más me atrapó. Yo no era amante de leer cuentos. Un día me encontraba en Thekes, la librería que había en Plaza las Américas. Ellos tenían una sección que era de libros puertorriqueños. Vi un título que me llamó la atención, Escribir para Rafa, y lo compré. Cuando leí el cuento  “El señor de los platillos”, me convertí en una fan de Luis. De los extranjeros, a pesar de que vengo de la época en que García Marquez y Vargas Llosa eran lecturas obligadas, y yo los leía con admiración, el que más me impresiona es José Donoso. Donoso me obliga a humanizar mi personaje, a dejarle ver a mi lector que esa historia que escribo tiene una pizca de algún ser que vive y respira. Otros que he leído y soy capaz de releer son Kundera y Steinbeck.

Dalia Stella: ¿Qué es lo más que te cuesta al escribir (trabajo, tiempo, dolor)? ¿Por qué?

Yolanda López López: Lo más difícil es sacar el tiempo. Tengo una práctica privada de muchos años y a pesar de que la he cerrado un poco, aún no tengo todo el tiempo que yo quiero.

Dalia Stella: ¿Cómo te preparas para la construcción de una novela? ¿Cuál es tu proceso creativo?

Yolanda López López: Mi primera novela tiene varios aspectos históricos y la que estoy escribiendo también. Una vez tengo mi tema, procedo a investigar. Hago un esquema de las fechas y le otorgo a mis personajes fechas de nacimiento. Cuando tengo toda la data me siento  a decidir cómo la voy a contar. A partir de ahí escribo.  Puede que luego revise lo escrito y seleccione notas que tenga mover a otros lugres.

Dalia Stella: ¿Qué planes circundan tu pluma para los próximos meses?

Yolanda López López: Tengo varios proyectos. Estoy escribiendo mi próxima novela. Me gustaría organizar mis cuentos y mis poemas para publicarlos y estoy en un proyecto con Amalgama. Este es un grupo compuesto por Mara Daisy Cruz, Awilda Cáez, Milagros Gonzáles, Luis Alejandro Polanco y yo. A lo que más tiempo le estoy entregando es a la novela.

Dalia Stella: En estos tiempos parece fácil publicar. ¿Cuál ha sido tu experiencia? ¿Cómo analizas el mundo editorial en Puerto Rico?

Yolanda López López: No es fácil publicar. La inversión económica del escritor es grande y la ganancia se mide en el logro, en la satisfacción de haber completado un sueño. Todos sabemos que el mundo editorial está en crisis. No es cuestión de imprimir el libro, eso lo podría hacer cualquiera. Unos más barato que otros. El asunto está verdaderamente en el mercadeo y la distribución del libro. Ese aspecto no lo abordan las editoriales efectivamente, básicamente por falta de recursos. Por otro lado, este es un mundo fragmentado en el que existen bloques aislados e incomunicados: el escritor-la editorial-el distribuidor-la librería. Se ha mantenido así y ha carecido de un enlace efectivo que cruce el océano y lleve esta producción literaria a los millones de hispanos que habitan fuera del archipiélago de Puerto Rico. Los escritores, como somos felices con ver nuestro libro publicado, nos hemos conformado con verlo en los estantes de 2 o 3 librerías.  Escritores independientes, como Arleen Caraballo y María Bird, han demostrado que si se mercadea bien, se vende. Me parece que ellas le sirven de lección a las editoriales, y al mundo de las librerías que creen que con un toque de café o de vino venderán más libros. Hay que llevar la montaña a Mahoma.

Dalia Stella: El sueño de todo escritor es escribir sin tener que trabajar en otra cosa. ¿Puedes decir que te dedicas a escribir a tiempo completo?

Yolanda López López: No. Pero cuando me pegue, por lo menos en la Lotto, podré. ¡Ja!

Dalia Stella: Finalmente, ¿cuál ha sido la anécdota más divertida que has tenido como escritor?

Yolanda López López: Una tarde, en el 2013, estaba cubriendo la mesa de PEN en el Festival de la Palabra. Se me acerca un grupo de estudiantes y me preguntan que si había algún escritor. Yo les digo que en ese momento no había ninguno. Los jovencitos me miraron extrañados y una de las niñas me pregunta, y usted qué hace. Entonces me di cuenta de lo que acaba de decir. ¡Ja!

Anuncios